Archive for mayo, 2013


lhn tour

 

01.06.13 Berlin, The Zone, w/Christian Galarreta + guest artist, dj Me High, Krapoola Manos Ligeras

02.06.13 Berlin, Loophole w/Christian Galarreta, Krapoola & RatBag (dj set) (https://www.facebook.com/events/342714205831992/)

04.06.13 Vienna, Velak – Gala 2/Christian Galarreta (http://velak.klingt.org/)

06.06.13 Vilnius, BANGŲ MŪŠA Mini-fest w/Bruzgynai, Vidiné Ramybé & Hassokk (http://www.arma.lt)

08.06.13 Kaliningrad, Sound Around Kaliningrad (https://www.facebook.com/SoundAroundKaliningrad?fref=ts)

10.06.13 Warsaw,  TBC w/OpenClose (http://openclosewarszawa.blogspot/)

12.06.13 Krakow, Kontakt w/OpenClose (http://openclosekrakow.blogspot.mx/)

14.06.13 Paris, Trash Vortex TBC

16.06.13 The Hague, Villa K w/Christian Galarreta (http://www.stichtingcentrum.org/about)

19.06.13 Vienna, Der blöde dritte Mittwoch (http://bloedermittwoch.klingt.org/)

R-4089255-1354880265-1221

S.P.K. – Field Report San Francisco (therapeutic / adverse recordings, opspk 1, 2013)

No cesa de sorprenderme que sigan apareciendo registros de la historia en directo de aquella piedra angular de la música industrial que fuera SPK. Después de que Vinyl-On-Demand registrara la historia en vivo de este combo asutraliano (con—nada más—una box set de seis vinilos que exploran algunos de sus bootlegs más legendarios y de sus releases independientes más oscuros), hubiera parecido inútil cualquier intento de continuar con este legado documental. No obstante, “Field Report San Francisco” aparece de manera totalmente inesperada con una calidad y complitud que hacen preguntarse cómo es que tal grabación se mantuvo desaparecida por más de treinta años.

“Field Report San Francisco” incluye un concierto completo de una de las etapas más nebulosas y primigenias de la banda australiana, aquella en que su discografía consistía apenas de esos tres esenciales singles (“Faktory”, “Mekano” y “No More”, todos editados en 1979 por Side Effects), el long play “Information Overload Unit” (Side Effects, 1981) y la cotizada cinta “Live at the Crypt” (Sterile Records, 1981).

Precisamente, con respecto a ésta última, “Field Report San Francisco” observa un paralelismo claro; entre ambas presentaciones hay apenas un mes de diferencia, por lo que no sorprende que la secuencia de temas resulte casi idéntica (este CD incluye además otro clásico de los conciertos de SPK, “Last Night of Tibet”, y una versión instrumental en estudio de “Serenace”).

Lo que resulta particularmente encomiable de este recién develado documento es que la calidad de su grabación, en comparación con la de la clásica cinta de Sterile Records, es avasalladoramente superior. La limpieza de la reproducción permite al escucha sumergirse en la potencia y los detalles que hicieron a SPK la leyenda que son. La minuciosidad con que planteaban un sonido igualmente sórdido y muscular queda de manifiesto y cada uno de los temas tiene oportunidad de comunicar su identidad sónica con una claridad más que aceptable.

En lo que refiere a los temas, pues, ¿qué decir? Cualquiera ligeramente familiarizado con la historia de la música industrial reconocerá hasta qué grado SPK han sido relevantes en el desarrollo de ese sonido característicamente maquinal, abrasivo, experimental y verdaderamente perturbador—inclusive con respecto a las aportaciones sónicas de  contemporáneos como Throbbing Gristle y Cabaret Voltaire—. Su adecuación de patrones sónicos extremos a un formato “pop”—estirando el término casi hasta hacerlo reventar—les permitiría conformar un panorama sonoro igualmente tóxico en contenidos sonoros que eficiente en términos estructurales.

La etapa registrada en este disco ve a SPK en plena transición de un sonido febrílmente violento y contagioso—fuertemente influido por la cercana virulencia del punk rock y la efusividad de la escena australiana de inicios de los ochentas—a uno un tanto más parco y frío—que quedaría perfectamente definido en el posterior y extremadamente necesario “Leichenschrei” (Thermidor, 1982).

La secuencia presentada en “Field Report San Francisco” documenta dichas cualidades a la perfección: Cuatro pulsantes y ruidosos cortes arrancados del lp debut de la banda se intercalan fluidamente con otros cuatro que nunca serían producidos en estudio de manera íntegra, pero que constituyen parte fundamental del catálogo de los bootlegs que por años definirían el legado más underground de SPK. Su peculiar ordenamiento en el recital decididamente obedece nociones de efecto y teatralidad, pero que no implican atenuación alguna.

“Berufsverbot”, abriendo, introduce el elemento energético y rítmico, aún con relativa timidez. “Emanation Machine R. Gie 1916” (que según un servidor es una de las primeras muestras de un ruidismo industrial óptimamente puesto en marcha) encuentra aquí un registro idóneo, tanto más cáustico y ensordecedor que el original. “Ground Zero: Infinity Dose”, “Stammheim Torturkammer” y “Serenace” persisten en la generación de patrones rítmicos maquinales y monótonos y en la exploración de frecuencias auralmente erosivas. Las vocales fluctuantes en estas piezas pasan de la casi absoluta desintegración generada por la excesiva distorsión a la furia pseudo-marcial, mientras que los sampleos de reportes médicos como elementos introductorios comienzan a adquirir, del mismo modo, su estatus como convención a partir de su todavía primordial uso en algunos de estos temas.

“John”, tema que rescata grabaciones de lo que parece ser una cinta de enseñanza de inglés, apenas posee breves intromisiones instrumentales y se muestra como uno de los temas más inquietantes del set, gracias a un uso de sampleos ambiguamente ingenuo—dadas las herramientas disponibles en la época—y sorprendentemente logrado, debido a la extrañeza de las intercalaciones de los fragmentos y de su propia naturaleza. Este tema sirve además como descanso entre la primera, brutal secuencia de temas y un declive que llega nuevamente cargado de electrónica agreste y mecánicas pulsaciones rítmicas con “Viktim”. “The Last Night of Tibet” resulta el tema más minimal de todo el set, optando por percusiones metálicas monótonas aliadas a un uso crudo, proto-noisero de espesas capas de distorsión. Como ya se ha mencionado, una versión instrumental en estudio de “Serenace” funge como cierre y adendo al de por sí suficiente trago de ponzoña de “Field Report San Francisco”; su ejecución, prólija y certera, resulta apenas un eco de la toma virulenta y visceral que fuera registrada durante el concierto, pero vaya que si resulta una inesperada sorpresa.

A pesar de todas las cualidades enunciadas en esta reseña, resulta obligado puntualizar que “Field Report San Francisco” posee un espíritu primordialmente documental. Antes de acercarse a éste u otros documentos que busquen recuperar el casi secreto legado de SPK, sería buena idea hacerse de los materiales de estudio mencionados en esta reseña, los cuales han seguido siendo relativamente fáciles de localizar gracias a las múltiples reediciones de MUTE y su—¿extinta?—filial, The Grey Area. Con todo, dada la rareza que implica la publicación semi-legítima de material original de una de las primeras y mejores alineaciones de esta legendaria banda, para iniciados y curiosos se tratará de material que definitivamente no defraudará (y que probablemente durará muy poco en el mercado). (s.s.)

HRTZ

Periodismo fuera del radar

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.