Archive for julio, 2013


miguel-a-garcc3ada

Miguel A. García – La axacra (XEDH, RMOMAG02, 2013)

A pesar de haber desandado caminos bien distintos, Miguel A. García ha llegado a rincones parecidos a los que experimentalistas como Jeph Jerman, Small Cruel Party o Yeast Culture exploraran hacia finales de los años ochentas. Su viaje es a través de regiones sónicas que han desterrado los efectismos más sobados de la música electrónica “experimental” y que se concentran en las texturas subyacentes en los recovecos más oscuros de un sistema sonoro hermético. Su más reciente trabajo, titulado ” La axacra”, es un disco cuya escucha exige atención, puesto que exhibe pura filigrana aural, huidiza y engañosa en su complejidad.

En “La axacra”, la importancia del rol actuante es cuestionada. Si bien la configuración compositiva brilla en el planteamiento de transiciones efectivas, García tiene el buen sentido de dejar que los sonidos se desenvuelvan por sí solos ante el escucha, sin demasiada intervención de por medio.

Conforme los temas se suceden, se suceden también movimientos de cercanía y alejamiento con respecto a la familiaridad de los sonidos: pululan crujidos metálicos, interferencias, gis, feedback, repiqueos metálicos que pretenden—o no—ser incidentales. De no ser por sus pecualiares concatenaciones y por el espectro de movilidad sugerido por paneos constantes, muchos de estos ruidos podrían confundirse con los que le son propios a un ambiente citadino cualquiera.

En “Sorgina beltz”, García se toma su tiempo para hilvanar delicados lazos texturales, atrayendo capas aurales entre sí y luego desperdigándolas o soltándolas hacia la unicidad de una monotonía que permite en su proceder la formulación de nuevas y fantasmales—ilusiones de—configuraciones. En “Monnom”, Miguel emplea sus estructuras más musicalizantes al forzar súbitos giros entre sonidos que, por sí mismos, parecen tener poco de humanos. Conforme van asentándose en la extensa composición, cada uno de los elementos—casi inevitablemente—devela tonalidades, timbres y formas que forjan inesperados sentidos a pesar de su, apenas en apariencia, artificial naturaleza.

“La axacra” posee una lógica profunda, dueña de un flujo compositivo que invierte tanto en la exploración y observación de lo que debería ser incidental (e.g. gis, crujidos, golpeteos aparentemente accidentales , fétidas frecuencias nebulosas), cuanto en la formulación de furtivas y precisas dinámicas, logrando con ello un disco cautivador e hipnótico. (s.s.) 

SUBRUIDO: Sábado 20 de julio

944526_608662055845436_1809824330_n

SUBRUIDO

Este sábado 20 de julio se estará presentando esta celebración por el centenario de la publicación del manifiesto futurista “El arte de los ruidos”. Allá estará un servidor, compartiendo escenario con grandes actos como Dr Kontra, Zoonosis, Juanjose Rivas, Denova y Ainox, entre muchos otros. La cita es The Real Under (Monterrey 80, Col. Roma); la entrada es libre antes de las 22:00, después costará $50.

nyodenesektor_art

Nyodene D / Sektor 304 – Edenfall (Bonus Disc) (Malignant Records, TUMOR 57.5, 2013)

“(Bonus Disc)” forma parte de una versión limitada de “Edenfall”, el más reciente trabajo de larga duración de Nyodene D, y podría servir, por una parte, para proveer una visión tanto más amplia de la configuración de aquel trabajo, aunque, por otra, sus cinco temas, configurándose como un álbum de manera independiente, resultan eficientes por sí solos. La inusual combinación entre los dos proyectos supone en sí misma una especie de crossover en que la ortodoxia del power electronics de Nyodene D choca con la idealizante interpretación del industrial a la old school de Sektor 304.

En este disco, cada bando toma fragmentos de un trabajo de su contrincante y los moldea a discreción. Sorpresivamente, el resultado no sólo resulta efectivo, sino que incluso ofrece una cierta propulsión a los registros habituales de ambos participantes y les permite escapar de las más obvias trayectorias que cualquiera de los dos proyectos trazaría por separado.

Los persistentes y parcos loops de Nyodene D constituyen un perfecto canal de flujo para las sonoridades más propiamente orgánicas de Sektor 304, como evidencia la cerradora “Furnace”, tema en que vocales y percusiones no pueden dejar de remitir a Test Dept. en su momento más afortunado. “The Human Fractal” captura un inspirador instante de vehemencia proto-ruidista, con una aleación de aunque densas, discretas atmósferas sintéticas, que ceden el rol estelar a embates de violenta metralla percusiva.

La división del protagonismo de los temas permite observar con claridad las cualidades individuales de los participantes. Generalizando, podría decirse que los que poseen fuentes sonoras manipuladas por Sektor 304 (por ejemplo, los dos recién mencionados) están caracterizados por dinámicas concisas que van de la mano de ricas texturas de evolución lenta; su potencial se encuentra en un desenvolvimiento hacia las profundidades que apenas deja rastros en la superficie. Los dos que corresponden a Nyodene D, por su parte, apuestan por un enfoque más directo. “All Over All” encuentra su fortaleza en las vocales al tope de volúmen y distorsión y en su interacción con un amenazante loop. “Vulture” parte de la saturación de percusiones y vocales, mientras que los elementos dinámicos del tema se remiten mayormente a una línea de feedback modulado. Al encontrarse tan saturado, el cúmulo de sonidos superficiales no deja siquiera atisbar al interior del tema.

La alternancia entre ambos estilos es acertada puesto que ofrece ejemplos claros de versatilidad y multidimensionalidad inusuales para ambos proyectos. Como sucede a menudo con los adendos que Malignant Records detenta como exclusivos de sus ediciones limitadas, éste se trata de un álbum que va más allá de la anécdota o la curiosidad para coleccionistas. Muy recomendable, a pesar de lo paradójico que resulte encontrar una bocanada de aire fresco en temas que apunten al pasado o a la ortodoxia. (s.s.)

HRTZ

Periodismo fuera del radar

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.