R-4025888-1352758816-4748

Xiphoid Dementia – Secular Hymns (Malignant Records, Tumor CD61, 2012)

Xiphoid Dementia es un nombre que es generalmente asociado con la generación de complejas composiciones sónicas basadas en combinaciones de elementos de noise y power electronics, al optar en sus discos por un trabajo de producción exhaustivo sin dejar de lado el elemento muscular que alimenta a las mejores creaciones post-industriales. En los cuatro cortes que conforman “Secular Hymns”, se destienden decenas de fuentes sonoras que provienen lo mismo de obvios sampleos cinematográficos que de granulares paredes de ruido, sintetizadores, tratamientos digitales y procesos de generación menos sencillos de precisar. Se trata de material que, en cada uno de sus eternamente cambiantes instantes, alude a un industrialismo recalcitrante, aunque desde un posicionamiento tan único que resulta difícil de equiparar. Los caminos que sigue cada uno de los temas atraviesan por impredecibles dinámicas, dictadas por la naturaleza timbral y rítmica de las fuentes sonoras. Y éstas resultan ser tantas que remiten con facilidad a una rítmica visual, cinematográfica.

“Abortion Rites” posee en sus primeros momentos una estructuración y un flujo que serían fáciles de emparentar con las de un soundtrack; los fondos de sintetizadores oscuros referencian—incluso burdamente—la oscuridad del terror cinematográfico y se amalgaman acompasadamente al maelstrom de noise que va forjándose fluctuante en las capas más profundas y que termina adquiriendo preminencia subsecuentemente, a manera de un portentoso caos violento y voraz.  Lo lúgubre, por mencionar otro ejemplo del carácter visual de este álbum, es parte intrínseca de “My Time Will Never Come” y queda de manifiesto en las precisas y secas recurrencias de sampleos maquinales, sonidos de proveniencia evidentemente acústica (campanas y metales agitados y martilleados) y los límpidos patrones melódicos de teclados. Por otro lado, los ambientes más—sórdidamente—paisajistas son rúbrica de “What You Believe” , así como lo es una estable y certera serie de evoluciones, aunque compuestas, nuevamente, de una extensa gama de combinaciones y disposiciones sónicas.

Ciertamente, la mayor fortaleza de “Secular Hymns” radica en el cuidadoso trabajo de ambientes que presenta. En sus mejores momentos, el sonido verdaderamente logra convertirse en fríos yermos o en cáusticas ventiscas. La parte inicial de “What You Believe”, por ejemplo, es verdaderamente impactante, con su paulatina acumulación de sibilantes ventiscas y timbres metálicos.  Las furtivas y poderosas dinámicas noiseras de este álbum constituyen uno de sus puntos álgidos, asimismo. Las descargas de sangrante distorsión de “Abortion Rites” o las, más moderadas, del final de “Breathe” son muestra de una adecuada y poderosa cimentación de elementos ruidísticos en una composición de ambiciones extensas.

Pero “Secular Hymns” dista por mucho de ser un álbum perfecto. Sus principales debilidades yacen en una excesiva superposición de sonidos, que termina por generar una obliteración espesísima en momentos claves de algunos de los temas (hacia el final de “What You Believe” que parece, más que cerrar, estar siendo echada por la borda), y en los elementos más musicales, los cuales, en los menos afortunados momentos del trabajo—el final de “My Time Will Never Come”, por ejemplo—convergen nuevamente en un aglomeramiento torpe y destructivo. Los sintetizadores a la new age empleados en dichos instantes pecan de una dulzura empalagosa mientras que un intento de despliegue de prodigiosidad hace en algunos momentos casi imposible identificar la dirección que el tema pretende seguir.

En suma, “Secular Hymns” es un álbum que sorprende por sus ambiciones y sus medios; el producto final devela un trabajo intensivo de recolección, ejecución y procesamiento sonoro. Claro, la premura por articular cambios de manera tan constante inevitablemente deviene en un aprovechamiento menor al ideal de los materia sónica empleada, pero, con todo, la calidad y el arrojo del trabajo siguen siendo superiores a los de la gran mayoría. (s.s.)

Anuncios